Posted by RetroMan | C++, Documentación

En nuestro articulo anterior Cómo organizar tu código fuente en C++  definíamos algunas pautas para organizar nuestro código en varios archivos a fin de mejorar su tratamiento. En este articulo vamos a ver como hacer esto con un ejemplo simple, tomemos para ello el siguiente ejemplo que suma dos números a través de una función:

Vamos a retirar la función suma a un nuevo archivo, para ello necesitamos crear en realidad dos nuevos archivos y modificar el original. Por una parte tendremos la implementación de la función suma en un nuevo archivo llamado en este caso suma.cpp:

Que simplemente contiene la implementación de la función suma, para poder incorporar esta implementación en otros códigos fuentes es preciso que creemos un nuevo archivo con la definición de la función, para hacerlo, creamos ahora un archivo llamado suma.hpp donde podemos observar que la h hace referencia a header.

Acá tenemos unicamente la definición de la función y un par de directivas de preprocesador, veamos de que se trata.

La primera parte se llama un guardia de cabecera o header guard en ingles, estas lineas impiden que un archivo de cabecera sea cargado mas de una vez mediante #include. Sirve para proyectos de software muy extensos especialmente.

La segunda parte es el contenido real del archivo .hpp, que debe ser las declaraciones de todas las funciones que queremos otros archivos puedan ver. Todos nuestros archivos de cabecera deben tener una extensión .hpp.

Finalmente el archivo principal main.cpp queda de la siguiente manera:

Observe que la segunda linea incluye las funciones definidas en suma.hpp que se implementan en suma.cpp. Ahora ya las podemos usar libremente y a discreción a lo largo de este código fuente.

Responses are currently closed, but you can trackback from your own site.